El museo de autos de los  Ángeles California celebra en este año, dos décadas de su apertura. Petersen posee la mayor colección de cultura automovilística de América: vehículos históricos como el Ford modelo “T” de El Gordo y el Flaco, coches futuristas, famosos de cine y televisión y más de 100 singulares coches de carrera.

Cómo parte de la celebración, el museo vivirá una completa transformación exterior, con un nuevo y dinámico diseño interior, convirtiéndose en un escaparate de la técnica y la cultura del automóvil. La firma de arquitectura Kohn Pedersen Fox Associates (KPF) se encargó de realizar dicho diseño.

petersen-automotive-museum-by-kpf_0_7841

Esta remodelación,  transformará al museo Petersen en una de las estructuras icónicas más importantes de Los Angeles – un lugar apropiado para una gran colección de automóviles. Este caso se trata de un proyecto de reposicionamiento, a diferencia de la mayoría de las renovaciones de museos que implican el desmontaje completo de la construcción existente. El edificio actual es como un chasis sin cuerpo, se mantendrá esa estructura, pero eliminarán el pórtico de hormigón existente en Wilshire, lo cual lo convierte en un motor fuera de borda con una pantalla de aluminio ondulado sobre la fachada existente que le dará un nuevo y espectacular aspecto al museo. Las “cintas” hechas de acero inoxidable como si fueran cabellos de ángel, se colocarán en el frente y en la parte superior, junto a las placas de aluminio pintadas de rojo  en la parte posterior e inferior que envolverán al edificio; actuando como vigas que soportan su propio peso, las cintas evocan la sensación de velocidad y de movimiento. Por la noche, el color y las formas se encenderán desde el interior para acentuar la escultura de acero y actuar como un faro en la “Miracle Mile”.

PETERSEN AUTOMOTIVE MUSEUM BUILDING RENOVATION BY KOHN PEDERSEN FOX03 Según Eugene Kohn, co-fundador y presidente de KPF, el nuevo museo “evoca el espíritu del automóvil, expresa velocidad, aerodinámica y sugiere el movimiento del aire”. Por su parte Trent Tesch, diseñador principal KPF, añade: “El Museo Petersen es un rico depósito cultural de los más interesantes y atractivos automóviles del mundo (…) Nuestro objetivo era encontrar una manera de inyectarle vida al edificio, con una intervención mínima que produjera el máximo efecto. El diseño ofrece un velo abstracto de cintas que fluyen, destinadas a evocar no sólo el espíritu del automóvil, sino también el de la cultura arquitectónica de Los Ángeles”.

Los Ángeles es una ciudad que nació sobre la cultura y el uso del automóvil. La arquitectura de Los Angeles invoca pensamientos sobre el movimiento moderno de mediados de siglo dirigido por arquitectos como John Lautner y Wayne McAllister. Esta arquitectura de la época moderna y el espacio, conocido como ”Googie”, se caracterizan por las imágenes de techos con bordea levantados, de formas curvas y del uso audaz del vidrio, el acero y el neón. Este estilo arquitectónico fue influenciado por la cultura del automóvil, por la vida suburbana y la era atómica. Debido al creciente uso de los automóviles, las ciudades ya no tienen necesidad de depender de un único centro de negocios y por lo tanto éstos se pueden intercalar y mezclar con las zonas residenciales.

Arqa.com