No se la pregunta, pero la arquitectura puede ser la respuesta. Una frase que nos invita a sumergirnos en lo más profundo de la mente para reconsiderar que es lo que estamos haciendo y hacia donde vamos, por que en ocasiones no nos damos cuenta que esa respuesta que buscamos con anhelo ha estado frente a nosotros todo este tiempo y por más que nos esforcemos no podemos descubrirla.

Es bien sabido que la respuesta a los problemas viales de las grandes ciudades comúnmente las resuelven con más vialidades, convirtiendo el paisaje urbano en algo caótico y aglomerado. Hace más de 50 años existió un lugar en donde el agua fluía con naturalidad, un cauce de una anchura aproximada de 70 metros, sin embargo, los problemas viales eran tan graves que decidieron tapar el río, construyeron una autopista de dos pisos y 6 carriles por piso, convirtiéndola en una respuesta a un problema inmediato.

Sin embargo, con el paso del tiempo la propia sociedad se dio cuenta que la solución no eran más vialidades, si no que la respuesta siempre había estado ahí, frente a ellos y habían pasado sobre ella infinidad de veces, y al darse cuenta de esto optaron por una solución arquitectónica más humana, un parque lineal.

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

Fue así como en Seúl, Corea del Sur, implementaron un proyecto para contrarrestar  un problema sonoro y ambiental, demolieron la autopista por la que transitaban alrededor de 160,000 autos al día, de norte a sur de aproximadamente 8 km de distancia y lo transformaron en un espacio único, lleno de naturaleza, vida y reanudaron el cauce natural del río.

Cheonggyecheon-Natural stones

Este cambio radical se logró gracias a la participación ciudadana, se realizaron más de 4000 consultas a comerciantes y audiciones públicas para que el espacio fuera de la propia comunidad, más que un proyecto impulsado por el gobierno fue un logro comunitario. Se realizó un cambio radical en el transporte público y se reubicó a los comerciantes que se encontraban a su alrededor, llevando a la zona de ser de las más pobres de la ciudad a una de las más exclusivas y turísticas.

Cheonggyecheon-Remnants

Este tipo de intervenciones arquitectónicas son factores que dotan de vida a la ciudad, la vegetación, los animales, pero sobretodo la convivencia social, el entorno natural, el individuo que se mantiene en constante movimiento y cambia su entorno de un día para otro, su desplazamiento de casa al trabajo y sus momentos recreativos, pues finalmente una ciudad sin individuos que salgan a vivirla es una ciudad fantasma.

Por: Diana Estrada

Imágenes vía:  www.intermediatelandscapes.com, http://www.landscapeperformace.org