Cuando hablamos de diseño arquitectónico nos remitimos inevitablemente al comienzo de las proyecciones de cualquier inmueble, y colocamos como panorama ideal un terreno vacío, un espacio libre de cualquier construcción que a la postre se convertirá en nuestro gran proyecto de vida, con espacios estéticos y funcionales diseñados de acuerdo a nuestros gustos y necesidades.

Sin embargo una tendencia que si bien no es nueva se ha venido retomando en los últimos años, es la reutilización de espacios que en su momento se consideraron inhabitables o inutilizables, dando como resultado  magníficos y creativos proyectos de remodelación y reconstrucción.

Son muchos los ejemplos y proyectos alrededor del mundo que podríamos mencionar, pero existe uno en particular que se encuentra ubicado en una de las ciudades más caras para vivir y adquirir una vivienda, la ciudad de Londres. Es en esta localidad en donde encontramos una obra que realizó la arquitecta Laura Jane Clark, un proyecto digno de conocer y estudiar como propuesta de una vivienda incluyente, pues logra incorporar y reutilizar audazmente un espacio que a primera vista pareciera imposible de habitar.

Se trata de unos baños públicos abandonados por 30 años y que Jane Clark transformó en un departamento de lujo, con todas las características y comodidades que encontramos en cualquier vivienda de esta gran urbe, cambiando completamente el contexto de este lugar y borrando de nuestra mente la idea de habitar en un espacio inhabitable.

A pesar de ser un departamento subterráneo, cuenta con una luz natural envidiable, pues aprovecha de manera  natural la luz del día que entra por unos bloques de vidrio incrustados en el techo, techo que en realidad es la banqueta de una pintoresca calle.

external complete

The Palace - LJC - 15-11-11-4

La mayoría de los muros que dividían los baños fueron demolidos, dando lugar a espacios amplios como la sala y la recámara, sin embargo se trató de conservar la mayor parte de la estructura original como podemos apreciar en la cocina, donde los pasillos se convirtieron en modernos y sencillos estantes y a la misma vez se aprovecharon los materiales originales del antigua construcción como el ladrillo pintado de blanco que le da un toque clásico al espacio.

Crystal Palace-1

kitchen through to living room complete

La arquitectura no siempre se trata de construir espacios nuevos, sino también de identificar las cualidades de los existentes y aprovecharlas, obteniendo los mayores beneficios de las antiguas construcciones como la reducción  de costos, menos contaminación al adaptarlas a un cascarón y el máximo aprovechamiento de espacios que por diversas situaciones se creen perdidos e inútiles, porque al final de la obra, nadie sabe lo que tiene hasta que lo remodela.

Crystal Palace-2

living room completebedroom completed

Por: Diana Estrada

Imágenes vía: http://crystalpalacetoilets.blogspot.mx/