Mucho se ha hablado de la sustentabilidad en las construcciones modernas, y cada vez es mayor la tendencia de construir pensando en los efectos que ésta tendrá en el medio ambiente, en su entorno y en la sociedad. Durante la última década se ha desarrollado una tendencia de sustentabilidad en las construcciones; sin embargo, el contexto que engloba todos estos elementos es muy amplio, por lo que la interpretación y aplicación de los mismos queda a criterio de cada constructor.

La sustentabilidad engloba diferentes aspectos que se han perfeccionado con el paso del tiempo, éstos pueden ser desde sencillos y aplicables a la construcción; hasta aspectos técnicos con mayor complejidad.

Comencemos por mencionar los sistemas sustentables más comunes y que involucran la interacción con el medio ambiente.

Los sistemas de captación de agua pluvial son instalados con la finalidad de aprovechar al máximo la precipitación de agua de lluvia para después re-utilizarla de diferentes maneras como riego de áreas verdes de uso sanitario; para la generación de energía hidroeléctrica y para uso en la construcción.

Gran parte del desarrollo de la sustentabilidad se debe al impacto tan grande que tienen las construcciones hacia el medio ambiente y la gran cantidad de recursos que se necesitan para que éstas funcionen, como es el caso de la energía eléctrica, que además de ser un elemento importante en la construcción, su implementación generará un alto costo a largo plazo.

Para contrarrestar el impacto tan grande de este recurso, se han implementado a las construcciones diferentes  métodos y tecnologías para obtener energías alternativas a bajo costo y sin impacto ambiental. Un ejemplo de esto, son los paneles solares, que son capaces de captar la luz solar y convertirla en energía eléctrica, o los sistemas eólicos que realizan la misma función pero con el viento.

Así mismo y a la par de la sustentabilidad, se han venido desarrollando certificaciones para las construcciones y para los materiales que se utilizan en las obras. Un ejemplo de esto es la placa de yeso de Comex, que recibió la certificación “GREENGUARD GOLD” que evalúa el nivel de emisiones químicas que puedan tener los materiales de construcción. Los beneficios del uso de este tipo de materiales repercuten al medio ambiente y al usuario, ya que van desde procesos de producción con menores emisiones químicas, hasta brindar una mejor calidad de aire en el interior de las construcciones. Los productos que han obtenido dicha certificación son Plaka RF, que se caracteriza por retardar el fuego, Plaka RH la cual es resistente a la humedad y la Plaka estándar denominada Plaka STD.

full_Plaka_RF_04 sust

sust

Sin duda esta tendencia tiene mucho más potencial a ser desarrollada, y pronto veremos más materiales con estas características que harán tanto del medio ambiente como de las construcciones  mejores espacios.