Este 2015 fue un buen año para la arquitectura, a lo largo de él se presentaron diversos proyectos importantes alrededor del mundo y muchos otros más se consumaron, dejando expuestas las tendencias de hacia dónde se dirige la arquitectura los próximos años.

Desde la incorporación de las nuevas tecnologías en los sistemas constructivos que son cada vez más eficientes, en materiales más limpios, duraderos y resistentes, en las herramientas que son utilizadas desde las obras, hasta los desarrollos habitacionales sustentables denominados por algunos Smart City  (Ciudad Inteligente) dejan entrever dichas tendencias y nos abren un panorama muy amplio, en donde la principal premisa del usuario final es la necesidad de contar con tecnología en todos los ámbitos de su vida.

La incorporación de aspectos tecnológicos en los proyectos, ha ido incrementándose a la par del desarrollo tecnológico a nuestro alrededor. Ya no es raro encontrar apagadores con conexión usb, encendido de luces mediante smartphones, televisores inteligentes, bocinas bluetooth, apertura de puertas con biométricos, accesos remotos a cámaras de seguridad, calentadores y celdas solares; y un sin fin de aplicaciones más que hemos adaptado de acuerdo a las necesidades de los usuarios.

Pero las incorporaciones van más allá del aspecto individual, poco a poco los conjuntos residenciales empiezan a conglomerar todos estos aspectos tecnológicos y los comienzan a aplicar en grupo, dando como resultado ciudades inteligentes, completamente sustentables de recursos y hábilmente planeadas para resolver problemas como la infraestructura para el transporte, la recolección  de basura, la recolección, almacenamiento y reutilización de agua, generación de luz eléctrica, acceso a las tecnologías de la información y a la educación, disminución de la contaminación mediante el reciclaje, y en general; una mejor calidad de vida que pueda ser sostenible.

Kitchen at the HGTV Smart Home 2013 located in Jacksonville, FL

Y aunque este sea el comienzo de la era tecnológica en la construcción para algunos países emergentes como México, otros más se encuentran muy adelantados;  tal es el caso de Japón, Estados Unidos o Suecia, que han logrado desarrollar escenarios urbanos capaces de resolver de una manera adecuada las necesidades de los habitantes en los aspectos sustentables, ambientales, económicos, tecnológicos, operativos y de movilidad.

Así que, de igual manera como lo hace con nuestra vida diaria, la tecnología pasará a ser parte fundamental en los contextos urbanísticos y arquitectónicos en los próximos años, proyectando grandes avances en la manera de planear, organizar, edificar y construir.

Por: Diana Estrada

Imagen: http://www. hometes.xyz.com