¿Cuántas veces hemos imaginado diseños con formas increíbles, sobresalientes, camaleónicas e inclusive que retan a las leyes constructivas existentes, grandes colosos que se fusionan con el entorno urbanístico y que a su vez sobresalen por su magnificencia? Son muchas las obras a lo largo del mundo que han logrado cumplir con el cometido y que sus fachadas han sido construidas con un material que, aunque no es nuevo, su uso en la arquitectura es reciente, el EFTE.

Hothouse at the Botanical Gardens, Aarhus, Denmark
Hothouse at the Botanical Gardens, Aarhus, Denmark

También llamado ETFE, sus siglas significan etileno-tetrafluoroetileno y es un polímero (plástico) transparente que fue diseñado para resistir la intemperie, la corrosión, las altas temperaturas y la electricidad. Las láminas de ETFE tienen como cualidad el aislamiento, es poco inflamable, tienen gran resistencia a los rayos ultravioleta, su peso, que es un 1% del peso del vidrio y aún así es capaz de soportar 400 veces su propio peso, y por último, algo que en estos tiempos es difícil de encontrar: es ecológico.

Originalmente este material se utilizaba en la industria aeronáutica y aeroespacial, sobretodo gracias a la facilidad que tiene para manejarse y doblarse, sin embargo, fue el ingeniero Stefan Lehnert quien lo introdujo a la arquitectura utilizándolo por primera vez en los años 80´s en el pabellón del zoológico de Arnheim, Holanda. Desde entonces, el uso de este material se ha incrementado con los años, sin embargo, no fue hasta la construcción del Proyecto Edén en Inglaterra donde se empezó a utilizar masivamente en las grandes construcciones.

Imagen 3
Eden Project, Bodelva, Cornwall, Reino Unido.

Este proyecto (Edén) contempló un espacio de 15 hectáreas para formar un megaproyecto ambiental en el cual se albergan especies de flora deforestadas por el ser humano. El complejo cuenta con edificios de exposiciones, visitas guiadas y  salas de proyección, actualmente es el jardín botánico más grande del mundo con cerca de 5,000 tipos de especies.

Esta obra fue diseñada por Tim Smith y Nicholas Grimshaw, y lo interesante de este proyecto desde un inicio es su gran estructura construida con EFTE, ocho grandes domos sobresalen a la vista formando los ecosistemas y microclimas necesarios para la supervivencia de las especies.  Esta magna obra fue la plataforma para impulsar al EFTE como material constructivo a nivel mundial y lo llevó a estar presente en muchas más obras a nivel mundial como en el  Allianz Arena en Múnich, el  Beijing National Aquatics Centre en Beijing o  la cubierta del centro comercial Islazul en Madrid.

ISLAZUL-6183
Centro Comercial Isla Azul, Madrid, España.

Imágenes vía:

https://www.sattler-global.com/global-site/es/construccin-de-membranas-con-l-1016.jsp

http://www.l35.com/es/proyecto.php?id_prj=16

https://www.edenproject.com/

Por: Diana Estrada