Pocas son las ocasiones en las que podemos mencionar grandes acontecimientos arquitectónicos y/o culturales en nuestro país, exceptuando a la Ciudad de México. Sin embargo, este año Puebla rompe un paradigma y abre la puerta a una nueva corriente vanguardista que sirve de ejemplo para el resto de las entidades federativas.

EstrellaDePueblaB_210815.jpg
Puebla: un contraste entre vanguardia y tradición.

La construcción del Museo Internacional del Barroco es una obra arquitectónica sin precedentes que involucra a diferentes participantes, entre los que se encuentran el Arquitecto ganador del premio Pritzker 2013 y encargado del diseño del museo, Toyo Ito, los diferentes niveles de Gobierno en México y algunas instituciones y dependencias privadas.

La dedicación y esmero que se emplearon en la ejecución de esta obra no es para menospreciar, pues el proyecto marcará una época en el ámbito cultural mexicano y ofrecerá sin duda alguna una nueva identidad cultural a los poblanos.

Desde su anuncio en el año 2013 hasta su inauguración en febrero de este año, el museo fue considerado por muchos como una obra de arte, pues según Toyo Ito, el diseño de 18 mil metros cuadrados expresa por medio de sus formas cóncavas y alargadas cómo la construcción puede fundirse con elementos naturales como el lago y los árboles que rodean al museo provocando un gran dinamismo entre ellos.

banner-mib-TRAVEL.JPG
Museo Internacional del Barroco, Puebla. 

El museo se encuentra situado en la unidad territorial Atlixcáyotl (a lado de una de las avenidas más importantes de Puebla) y es parte de un complejo cultural conformado por el Parque Eco Metropolitano y el Paseo del río Atoyac, todos unidos por un parque lineal que recorre la ciudad.

En su interior cuenta con 11 salas de exposición, un auditorio, tiendas y un restaurante. Las salas albergarán piezas del barroco no solo de México, sino de diferentes países como Alemania, España, Perú, Portugal, Francia, entre otros y  además de la implementación de atracciones interactivas por medio de representaciones gráficas digitales proporcionadas por tecnología multimedia. Gracias a este diseño el museo se pudo catalogar como Internacional, una distinción honorífica que muy pocos museos alrededor del mundo tienen, siendo el único en toda Latinoamérica.

Sin lugar a dudas, el Museo Internacional del Barroco acaparará las miradas de los turistas y visitantes, catapultará a Puebla como una ciudad más cultural y vanguardista y romperá paradigmas en México, un país rico en herencias culturales pero carentes de espacios dignos de exposición.

 Por Diana Estrada

Fuentes:

http://mib.puebla.gob.mx/

http://www.puebla.travel/es/