Un gran proyecto requiere de una planificación sistemática que va desde el diseño a la creación y construcción. No importa si es tu oficina, tu casa, tu empresa o hasta la casa de tu mascota, la elección de materiales y acabados es fundamental para conseguir un trabajo que cumpla con las expectativas esperadas. En otras ocasiones nos encontramos con el simple hecho de querer remodelar un espacio, de brindar nuevos bríos al ambiente de nuestro alrededor.

 En cualquier situación que te encuentres es indispensable que sepas que la construcción con materiales ligeros es la opción número uno en países europeos y Estados Unidos, además de que va tomando una relevancia importante en países Latinoamericanos debido a diferentes factores que la hacen una increíble opción al momento de construir; por ejemplo, los materiales utilizados son livianos pero muy resistentes, lo que permite la fácil transportación y mayor rapidez al momento de colocarlos evitándote las molestias que puede implicar una remodelación. Su aplicación se realiza en seco por lo que las obras son mucho más limpias y sencillas, puedes retirar los escombros y residuos fácilmente, y lo mejor de todo, son materiales de fácil manejo por lo que adaptar diferentes formas y estilizar los espacios intervenidos es muy sencillo, tan sencillo que hasta tú puedes hacerlo.

 Te brindamos un pequeño manual de cómo instalar muros con Plaka, sin embargo, si tu remodelación requiere de trabajos más detallados, te recomendamos contactar a un profesional.

 Lo primero que necesitas saber es qué herramientas necesitas, aquí te mostramos una lista completa, si tienes más herramientas utilízalas, nunca está de más: flexómetro, tiralíneas, lápiz, escuadra de carpintero, taladro o pistola para instalar anclajes, plomada, atornillador eléctrico, escofina o lija mediana, navaja multiusos, espátulas de 10, 15 y 30 cm., charola para pasta, nivel de mano, tijeras para lámina, mazo de goma, y pinzas de electricista.

 El material que necesitas dependerá del espacio a intervenir, aquí te describimos los materiales en general como la Plaka (STD, Flex, Acusti-k, etc.), canal de amarre calibre 26 (recomendado), poste calibre 26 (recomendado), tornillos metal-metal 26 de media pulgada, tornillos yeso-metal de una pulgada, cinta de papel para juntas, y compuesto RD+Mix.

 Y que no se te olvide, lo más importante siempre será tu equipo de seguridad como el casco, lentes, tapones auditivos, guantes, cubrebocas y botas de seguridad.

 ¿Estás list@? Vámonos paso a paso:

  • El primer paso es trazar con la ayuda del lápiz, el flexómetro y el tiralíneas el lugar donde quieres colocar el muro, esto es necesario para poder saber con exactitud dónde se colocarán los canales inferiores.
  • El segundo paso es hacer en el techo el mismo trazo que hiciste en el piso, esto lo puedes hacer con la plomada, además del lápiz, flexómetro y tiralíneas.
  • El paso número tres es la instalación de los canales, que son las estructuras base del muro y son colocados en el techo y el piso siguiendo el trazo que has hecho. Dentro de ellos se insertarán los postes para sujetar la placa, por lo que es indispensable que queden bien sujetos con taquetes plásticos y tornillos, o anclas de alto poder. Estas fijaciones no deberán separarse a más de 61 cm. a centros, y no más de 5cm de los extremos.
  • Antes de colocar los postes del bastidor, mide la altura total del muro, y corta las piezas restando un centímetro, por ejemplo: si tu altura libre es de 2.10 m. corta todos los postes a 2.09 m. de largo con las tijeras para lámina.
  • El paso número cuatro es la instalación de los postes: coloca el primer poste (de arranque) dentro de los canales, lo puedes hacer ladeándolos, los rotas para que ensamblen a presión dentro de los canales, y con la ayuda de un mazo de goma golpea suavemente hasta ubicarlo en su lugar final. Revisa con el nivel de mano que esté perfectamente vertical. Con el flexómetro mide una distancia de 61 cm. de la espalda del poste y márcalo en el canal inferior con el lápiz, y así sigue haciendo estas marcas en el canal a cada 61 cm. Inserta el resto de los postes de modo que queden centrados con la marca inferior, y con el mazo y el nivel muévelos hasta que estén verticales.
  • Paso cinco: si así lo prefieres, puedes unir cada poste a los canales inferior y superior con un tornillo metal-metal 26. Esto es opcional.
  • El sexto paso es la instalación de la Plaka, sobre unas calzas (puedes usar tiras de placa de yeso) apoya la placa de manera horizontal, así aseguras que los cantos no quedarán pegados al piso. Una vez que la coloques, marca con el tiralíneas sobre la placa cada poste metálico en forma vertical que te encuentres, esto es para que te sirva de guía en la colocación de los tornillos. Utiliza los tornillos yeso-metal y el atornillador eléctrico, y comienza a fijar la placa a cada poste de arriba hacia abajo dejando un espacio de 30cm entre cada uno (calibra bien tu atornillador para que las cabezas de los tornillos no queden salidos, o muy hundidos, deben quedar al ras de la superficie de cartoncillo). Cada placa deberá quedar a hueso, y las juntas centradas sobre los postes, deberás cuidar que las juntas verticales queden cuatrapeadas (que no coincidan) en la misma cara, y contra la otra cara del bastidor.
  • Una vez que tengas tus placas colocadas, comenzaremos con el séptimo paso. Con la espátula de 10 cm., aplica suficiente compuesto RD+Mix entre las juntas de las placas para rellenar los espacios de las uniones. Después, coloca la cinta y vuelve a aplicar una fina capa del compuesto sobre la cinta, retirando excedentes. Deja secar este paso alrededor de 12 horas. Una vez seca la primer capa, con la espátula de 15 cm. aplica la segunda y déjala secar unas 5 horas (puedes lijar la segunda mano para borrar imperfecciones y procurar dejar lo más lisa posible la superficie). Por último, necesitarás darle una tercera mano con la espátula de 30 cm, cubre nuevamente con una fina capa de compuesto, deja secar, y elimina imperfecciones con la lija. Las cabezas de tornillos deberán recibir el mismo número de capas de compuesto para que la superficie quede lisa.
  • Antes de pintar el muro asegúrate que el compuesto esté perfectamente seco, y dale la última afinada con la lija de agua. Sobre esta superficie ya lista, aplica los productos de acabado de la línea Plaka.

Así de fácil es intervenir los espacios con Plaka, conviértela en una gran aliada de tus proyectos y descubre todas las posibilidades que puedes realizar. Conoce más de los materiales de Plaka y su instalación en  www.plaka.com.mx

 Por Diana Estrada

ABC_Plaka