El conocimiento es el poder más grande que puede poseer el ser humano. Es también un pilar fundamental en el desarrollo de una sociedad, un detonador importante de la economía y un elemento esencial en la manera en que las personas se adaptan y crean la capacidad de evolucionar y formar parte de este mundo. El conocimiento propicia los niveles de bienestar y desarrollo de una comunidad, por tal razón en los países con elevada calidad de vida, el conocimiento es considerado un elemento de un valor incalculable.

2016-07-12.jpg

En la antigüedad, el conocimiento estaba limitado única y exclusivamente para las clases altas, sin embargo con el paso del tiempo, este fue transmitido a todas aquellas personas que estuvieran interesadas en adquirirlo. En un inicio, como era prácticamente imposible que una persona pudiera aprender y procesar toda la información que se tenía acumulada, las sociedades y gobiernos comenzaron por establecer instituciones dedicadas única y exclusivamente en enseñar el conocimiento por área, con el fin de seleccionar a las personas que cumplieran con las cualidades y aptitudes necesarias para aprender esta disciplina. Fue así que se formaron las escuelas de especializaciones o universidades.

En las civilizaciones más antiguas, como la griega y la romana, ya se contaba con escuelas (lugares de aprendizaje) y el conocimiento que se transmitía era exclusivamente aristocrático. Una de las academias más importantes fue la Academia de Platón, que entre las múltiples disciplinas que se enseñaban se  encontraban las lecciones de filosofía, técnicas militares, gramática,  aritmética y matemáticas.

No fue hasta el año 258 de nuestra era que en China se fundó la Universidad de Nankin, uno de los primeros institutos educativos para la población en general, en donde se preparaba a los estudiantes para los exámenes que realizaba el estado.  La universidad de Qarawiyyin en Marruecos es considerada la universidad más antigua que todavía esta en funcionamiento, fundada en el año 859, fue justamente aquí donde según la UNESCO se establecieron los grados educativos y de especialización. Un siglo después se fundo en Italia la Escuela Médica de Salerno y posteriormente comenzó una gran oleada de universidades nuevas, donde podemos encontrar algunas de las mejores universidades de hoy en día como la Universidad de París, La Universidad de Bolonia, La Universidad de Oxford, la Universidad de Montpellier , la Universidad de Cambridge, la Universidad de Salamanca y muchas otras más. En el continente americano las primeras universidades fueron La real y Pontificia Universidad de San Marcos en Lima, y la Real y Pontificia Universidad de México (UNAM) ambas fundadas en 1551.

Desde la fundación de las primeras universidades siempre ha existido una sana competencia por ver cual es la mejor y en que área.  Muchos son los elementos que se toman en cuenta para poder realizar un ranking y clasificar a las instituciones educativas en un listado. Las clasificaciones las realizan por lo regular instituciones privadas y consideran el nivel de investigación y su impacto, la reputación de empleadores, académicos, entre otros factores.

En el año 2015 el grupo QS (Quacquarelli Symonds) publicó un ranking de las mejores universidades para estudiar arquitectura, aquí te dejamos un listado por si te interesa estudiar en alguna de ellas…

  1. Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) en Estados Unido
  2. El Bartlett School of Architecture en Ingleterra
  3. Universidad Tecnológica de Delft en Holanda
  4. Universidad de California en Estados Unidos
  5. Universidad de Harvard en Estados Unidos
  6. Universidad Nacional de Singapur en Singapur
  7. ETH Zurich en Suiza
  8. Universidad Tsinghua en China
  9. Universidad de Cambridge en Reino Unido
  10. La Universidad de Tokio en Japón

 Por Diana Estrada