Dentro de tres años se cumplirán 100 años de la fundación de la escuela de Arquitectura, arte y diseño más influyente de todos los tiempos, La Bahuaus, con motivo de este centenario Harvard Art Musseums (http://www.harvardartmuseums.org/tour/the-bauhaus), se anticipa a esa conmemoración  sorprendiéndonos con un catálogo digital en el cual podemos encontrar parte del legado de esta escuela, quizá para algunos podría parecer prematuro este lanzamiento, aunque para otros nos confirma porque Harvard prevalece en la vanguardia educativa a nivel mundial, seguramente este catálogo, a pesar de anticiparse tres años, será el detonador de otras expresiones que busquen recordarnos porque la Bauhaus significó  una de las líneas de pensamiento más respetables de la historia; fundada por Walter Gropius  en Abril de 1919, generando entre otros figuras de la talla de Mies Van der Rohe o Bertrand Goldberg, y que tuvo en su planta de profesores artistas como Kandisky  y Paul Klee, La Bauhaus logró en poco más de diez años convertirse en el máximo ícono de la enseñanza artística colectiva.

plantslider1

Más, para hablar de la Bauhaus y del legado artístico que nos heredó, necesariamente tenemos que remitirnos a sus orígenes y resaltar la importancia que tiene la inversión de un gobierno en educación; haciendo una breve semblanza de sus orígenes recordemos que La Bauhaus surge a partir de una necesidad de generar viviendas populares para la Alemania decadente que intentaba recuperarse de la derrota de la Primera Guerra Mundial, mediante esta inversión, se buscaba generar planos para construir casas baratas que permitieran revertir los efectos de la post guerra revitalizando rápidamente la vivienda de sus pueblos, sin embargo la apertura para otras expresiones artísticas fue moldando y dando carácter a lo que más tarde se convertiría en la mayor experiencia artística del siglo XX; pero la relevancia que tomó esta escuela no quedó solamente en producir piezas de altísima calidad estética y funcional, la calidad de sus propuestas se veía complementada por una producción en serie donde el diseño destacaba como punto de equilibrio entre artesanía y tecnología, La Bauhaus fue sin duda un parteaguas que revolucionó por completo el modo de producir arte; lamentablemente ese mismo espíritu vanguardista y revolucionario más tarde representó una amenaza al gobierno nacista que llevó al cierre de la escuela  en la década de los 30s, obligando a varios de sus artistas a exiliarse en otros países, pero a su vez provocando en gran medida una diseminación que influyó fuertemente la Arquitectura occidental de la actualidad, tan importante es esa influencia que hoy Harvard dedica este gran esfuerzo para documentar este imponente acervo dándonos la oportunidad de conocer con más detalle la gran cantidad de ideas que convergieron en la Bauhaus y la gran libertad creativa que ni el nazismo pudo destruir.

Seguramente en los próximos años escucharemos mucho de La Bauhaus, conmemoraremos sus 100 años de fundación y reflexionaremos sobre la importancia de generar responsablemente ideas creativas, no dudo que muchas escuelas busquen hasta reproducir algún experimento que intente repetir la experiencia, no dudo que muchos arquitectos retomen sus ideas e intenten reproducirlas, sin embargo La Bauhaus no podrá repetirse nunca más, su legado permanecerá  perene  y su lugar en la historia seguirá inalterado.

Imagen vía: http://www.cultier.es/

Por Arq. Estanislao García