Luego de que el año pasado el Tribunal de Justicia de Madrid descartara el proyecto de remodelación del estadio Santiago Bernabéu por contemplar el uso de espacios públicos existentes dentro de su construcción, el sueño merengue aún sigue vivo.

Según el diario el Economista de España, las negociaciones entre la directiva del club y el ayuntamiento se encuentran muy avanzadas, aunque todavía no existe una nueva propuesta que haya salido a la luz pública.

blog_sueñofrustrado.png

El proyecto anterior contemplaba construir un hotel, un centro comercial, un casino y ampliar su estacionamiento, todo en beneficio de los turistas y seguidores del equipo. Sin embargo, lo único que se especula que sobrevivirá a este proyecto es la construcción del hotel. En el año 2012 el ayuntamiento de Madrid le brindó un permiso que autorizaba la construcción del proyecto original utilizando parte de la vía publica, sin embargo en febrero del 2015 el Tribunal de Justicia de Madrid anuló aquella autorización y dejo al Madrid sin estadio nuevo.

No fue hasta mayo de este año donde las esperanzas de remodelación resucitaron, cuando la alcaldesa de Madrid hablara al respecto lo siguiente: “No está aún concluido pero va extraordinariamente bien, se ha llegado a un acuerdo que simplemente hay que cerrar”.

Desde ese momento, muchas fueron las especulaciones sobre qué pasaría con la construcción y cual sería el despacho encargado de diseñarlo. Lo que sí es un hecho es que el Real Madrid tendrá que arreglárselas con tan solo 6,600 metros en vez de los 12,200 que se tenían previstos en un principio. Así mismo, se dice que las obras comenzarán a inicios del 2017, teniendo una duración de 3 años.

En México son ya algunos equipos que construyeron nuevos estadios como el estadio de Monterrey, el de Torreón y el de Guadalajara. Algunos otros han optado por las remodelaciones como los de Toluca, América y Puebla, otros se encuentran en fase de proyecto como el de Tigres y Cruz Azul, y seguramente habrá otros que se agreguen a la lista.

Al parecer la renovación de este tipo de espacios de recreación y entretenimiento constituyen una parte importante del desarrollo de una urbe, no solo por el valor arquitectónico que aportan si no por el valor inherente que conllevan; el desarrollo de infraestructura, vialidades, comercio y turismo. La creación de estos espacios logra cambiar, influenciar y trascender en los entornos aledaños cambiando el estilo de vida de las personas y las ciudades.

 Por Arq. Diana Estrada