Después de pasar un primer proceso participativo, los madrileños podrán votar entre 70 proyectos arquitectónicos que están compitiendo para la remodelación de la Plaza España.

El proceso de participación es una ventana de comunicación con la ciudadanía hacia con el ayuntamiento y viceversa,  brindándoles la posibilidad de ser escuchados y votar por las propuestas que les parezcan más convenientes para su comunidad.

1_blog_plaka.png

Este proceso es inédito en la capital española y se suma a los demás proyectos que son administrados por el ayuntamiento y pueden ser votados por la ciudadanía a través de un portal electrónico. La medida ha sido tomada con buena aceptación por la mayoría de los habitantes de la capital, y no dudan en que este es un buen comienzo para restablecer el diálogo entre gobernantes y ciudadanía. La plataforma integra varias opciones de participación, que van desde subir y apoyar una propuesta de cambio hasta votar por las que ya han sido aprobadas y elegir el proyecto que más se adecue a sus necesidades. Además de las opciones anteriores, también pueden votar por un  presupuesto participativo el cual se designa para emprender las iniciativas anteriores.

Es la primera vez que un gobierno español encuentra tanta empatía con los ciudadanos y los hace partícipes de lo que ocurre en el día a día de su ciudad.  Anteriormente las administraciones del Gobierno Vasco en Irekia y el Ayuntamiento de Zaragoza habían instaurado plataformas de participación ciudadana y consultas públicas, pero ninguna causó la participación masiva como la plataforma Decide Madrid, que tenía cerca de 100 mil visitas en los primeros 3 días y un poco más de 3 mil debates lanzados por los usuarios en los primeros 2 días.

Sin duda alguna, este tipo de iniciativas son de un alto valor al momento de decidir los proyectos urbanos, pues dentro de ella se pueden recoger las mejores recomendaciones de los usuarios finales, información útil al momento de planear. Además de los beneficios mencionados, se vuelve un incentivo para los habitantes, haciéndolos partí  cipes de las decisiones, pues su opinión es tomada en cuenta.

Lo importante al final de este ejercicio es ofrecer una participación de calidad, incluyente y de constancia para que así gobierno y ciudadanía sigan encontrando el mejor rumbo para el desarrollo de sus comunidades, un proyecto que sin duda alguna debería ser aplicado en varias ciudades del mundo.

Este es el sitio en donde vivió la encuesta para que participara la comunidad Madrileña: https://decide.madrid.es/processes_plaza_espana

Por. Arq. Diana Estrada