El Museo del Mañana (Museu do Amanhã) es una increíble y sorprendente obra que se encuentra en la ciudad de Río de Janeiro y que fue diseñada por el famoso y controversial arquitecto Santiago Calatrava. Este museo fue inaugurado a finales del año 2015 y desde entonces ha sido galardonado con múltiples premios como el Leading Culture Destinations Awards y finalista del museo del año en 2015.

Con más de un millón de visitas desde su apertura este complejo pretende ser uno de los pilares de la recuperación de la zona portuaria de la ciudad. El museo es parte de una nueva generación de museos en el mundo que tienen como principal característica la incorporación de tecnología de punta para hacerlos más interactivos, incluyentes y audiovisuales. El museo albergará diferentes exposiciones a lo largo del año, sin embargo el tema principal y permanente se basa en los principales cambios y transformaciones que el hombre ha hecho al planeta y que se darán en el futuro.

Esta edificación que cubre un espacio de doce mil quinientos metros cuadrados, fue diseñada especialmente con los elementos necesarios para que sea autosustentable y sostenible, por ejemplo, su techo está cubierto por celdas solares capaces de administrar la energía que el recinto necesita para su funcionamiento, estas celdas cambian de posición durante el día con el propósito de maximizar la captación de luz solar durante el día. También cuenta con un sistema de recolección de agua de lluvia la cual es utilizada para regular la temperatura del edificio y utilizar menos el clima artificial.

4_blog_plaka.png

“La ciudad de Río de Janeiro le está dando la vuelta al mundo pues es uno de los mejores ejemplos de cómo recuperar los espacios urbanos a través de intervenciones drásticas y funcionales”, expresó Calatrava en la inauguración del museo. Y es que, además de su extraordinario diseño, el Museo del Mañana incorpora áreas externas de recreación, ciclo vías, espejos de agua, áreas verdes, una plaza principal y un mirador. Por dentro, el museo incorpora elementos tecnológicos en  sus salas de exhibición, salas de investigación, áreas comunes y restaurante.

Pero sin duda alguna, la joya de esta obra es su diseño que sobresale de una manera magistral sobre el entorno, una gran cubierta con un voladizo de cerca de ochenta metros que se extiende sobre los espejos de agua, simulando que el edificio flota sobre ellos.

Sin duda alguna, el Museo del Mañana es uno de los proyectos más importantes de Latinoamérica en los últimos años y pone a Brasil nuevamente en lo más alto de las innovaciones arquitectónicas mundiales.

Por Arq. Diana Estrada