El Premio Oscar Niemeyer nace como una iniciativa de la Red de Bienales de  Latinoamérica y busca reconocer a las mejores obras arquitectónicas construidas en América Latina para exaltar su presencia a nivel internacional.

Los países participantes para obtener este reconocimiento son Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, El Salvador, Ecuador, Guatemala, Haití, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Puerto Rico, Republica Dominicana, Uruguay y Venezuela. Algunos de los aspectos arquitectónicos que son considerados para poder recibir este galardón son el papel que juega el proyecto con el contexto a su alrededor tanto cultural, social, ambiental y tecnológico. Este premio toma como referencia el nombre de uno de los arquitectos más sobresalientes de la Arquitectura Latinoamericana, Oscar Niemeyer. La obra de Niemeyer a cautivado a millones de personas al rededor del mundo por el uso de formas curvas que supo utilizar magistralmente en su proyectos. Algunas de las obras más icónicas de Arquitecto brasileño son la Iglesia de San Francisco en Belo Horizonte, la fundación de la ciudad capital Brasilia, el edificio del Supremo Tribunal Federal, el Palacio de la Alvorada en Brasil,  la Universidad Constantina en Argelia, la Embajada de Brasil en Cuba y el memorial de América Latina en Sao Pablo.

4_blog_6dic.png

En su primera edición el Premio Oscar Niemeyer fue otorgado al proyecto El lugar de la Memoria, la Tolerancia y la Inclusión Social ubicado en Lima Perú. El proyecto se encuentra ubicado en una de las zonas arquitectónicas más sobresalientes del país peruano y destaca por ser un edificio enclavado en los acantilados de la costa del pacífico de Lima. El LUM (El lugar de la Memoria, la Tolerancia y la Inclusión Social) es un museo el cual tiene como objetivo crear un espacio interactivo en el cual se aborden los sucesos violentos que el país vivió entre las décadas de 1980 y 2000 e invitar a la reflexión para que estos hechos no se vuelvan a repetir.

El proceso de premiación se llevó a cabo en la XX Bienal Panamericana que se celebró en la ciudad de Quito y estuvo a cargo del jurado conformado por Carlos Jiménez, Sara Topelson y Lauro Cavalcati quienes seleccionaron al proyecto ganador de entre 20 proyectos participantes.

No cabe duda que iniciativas como esta ayudan a posicionar a la Arquitectura Latinoamericana como una de las más sobresalientes del mundo, ya sea por su innovación o su relación con el contexto. Esperemos ver pronto más proyectos Latinoamericanos sobresalientes dignos de competir con los mejores proyectos arquitectónicos mundiales.

Por Arq. Diana Estrada