Ubicada en la parte sur de Italia, la Terminal Marítima de Salerno fue inaugurada este año después de la repentina muerte de su creadora, la arquitecta Zaha Hadid.

2_blog_plaka.png

El desarrollo de este proyecto fue otorgado a Zaha Hadid Architects en el año 2000 con el fin de crear un punto neurálgico entre la ciudad y el mar, estableciendo nuevas conexiones entre el tejido urbano y las rutas marítimas. La terminal tenía que encajar en el plan urbano desarrollado en la década de los noventas y que incluía planes esenciales para el desarrollo económico y social. Una serie de inconvenientes llevaron a que la obra se inaugurara con más de una década de retraso y con la lamentable noticia de la inesperada muerte de su diseñadora un mes antes.

La terminal se compone de tres secciones principales que se entrelazan para poder brindar una logística más eficiente, primero encontramos las oficinas de administración de aduanas y fronteras, después está la terminal de ferris y cruceros internacionales y por último la terminal de ferris locales. Este diseño ayuda a que el funcionamiento de la terminal pueda llegar a ser tan exigente como el de un aeropuerto, con circulación de pasajeros y equipaje muy bien definidos.

Por fuera sus formas curvilíneas y asimétricas asemejan a un gran crucero que espera su salida en el puerto. Aunque para el estudio de Zaha “la terminal marca la transición de la tierra al agua, de lo sólido a lo líquido, visual y funcionalmente, lo que fortalece la relación entre la ciudad y el frente marítimo a través de un diseño innovador. En muchos sentidos, el nuevo edificio asemeja a una ostra, en cómo su concha dura encierra elementos suaves y fluidos; dentro un techo nervado forma una capa protectora del intenso sol del Mediterráneo.”

 El acceso hacia el interior del edificio se da por un muelle que se eleva suavemente conforme se avanza hacia la terminal. Por dentro la distribución guía de manera natural a los pasajeros que fluyen entre sí en una secuencia de espacios bien organizados. Aunado a esto, la estación cuenta con servicios para los usuarios como aduanas, taxis especializados y renta de automóviles, restaurante y bar, servicio de transporte público y espacios para eventos.

La decisión de que Zaha Hadid fuera la encargada de crear un proyecto llamativo e innovador es por el lugar estratégico en el que se encuentra la terminal, pues la cercanía con las zonas arqueológicas de Pompeya y las Islas Napolitanas hacen que esta área sea una de las zonas más visitadas de Italia y con un constante crecimiento. La nueva terminal seguramente mejorará la accesibilidad y la experiencia de los visitantes de la campania italiana.

Por Arq. Diana Estrada