Enclavado en la ciudad china de Harbin, un sorprendente espacio ha maravillado a propios y extraños, se trata de la obra Harbin Opera House, una imponente construcción a orillas del río Songhua, al norte de China.

Como si se tratase de un sueño, la Ópera de Harbin abrió sus puertas este año para sorprender al mundo entero con su fenomenal diseño. La obra fue proyectada por MAD Architects, un estudio de Beijing que ganó el concurso internacional de la Isla Cultural de Harbin, un complejo que pretende desarrollar, entre otras cosas, la Casa de Ópera, un Centro Cultural y un Pasaje Natural a lo largo del río.

La Opera House posee una estructura externa conformada por formas curvas que interactúan perfectamente con las acabados lisos y brillantes del aluminio. En conjunto crean una postal difícil de describir. El edificio se combina a la perfección con el contexto natural que lo rodea, lo que crea un balance entre el paisaje y la zona circundante, algo que le brinda una identidad única.

En el exterior, los espacios fueron pensados hasta el más mínimo detalle, pues el edificio rodea a una plaza pública que puede ser utilizada como sede de espectáculos, exposiciones y actividades al aire libre.

En el interior, los espacios son sobrecogedores y te dan la bienvenida manteniendo la misma calidad escultórica que podemos observar en el exterior. Los materiales predominantes son la madera y el vidrio que recubren gran parte de la composición ondulante y hacen juego con la gran cantidad de luz natural que entra por las paredes de cristal de un gran vestíbulo que conecta visualmente la fachada y la plaza exterior. El teatro principal puede albergar cerca de mil seiscientas personas y existe uno más pequeño que tiene capacidad para cuatrocientas.

Pero es justamente en el teatro principal donde sucede la magia, las paredes de madera esculpidas especialmente con formas curvas recubren suavemente los alrededores del escenario, los costados y las butacas, creando el ambiente propicio para disfrutar de los espectáculos más sobresalientes del mundo. Esta configuración del espacio también genera una acústica de gran calidad que podría compararse con las mejores a nivel mundial.

En palabras de sus creadores “la visión de la Ópera de Harbin es convertirse en un centro cultural del futuro, un lugar de actuación tremenda, así como un espacio público dramático que encarna la integración de los recursos humanos, el arte y la identidad de la ciudad, mientras que de forma sinérgica se mezcla con la naturaleza que lo rodea”.

 Sin lugar a dudas esta obra está acaparando las miradas de millones de personas alrededor del mundo, se está robando el show en los principales festivales de arquitectura y ha sido galardonada por todo el orbe. El impacto que ha causado en la región ha sido tanto que muchas personas ya la catalogan como la estructura más hermosa de China.

Imagen vía: http://www.madarquitectos.com

 Por Arq. Diana Estrada