Uno de los principales emblemas turísticos de la ciudad de Río de Janeiro volvió a abrir sus puertas después de más de veinte años cerrado, estamos hablando del Hotel Nacional, una obra del famoso arquitecto brasileño Oscar Niemeyer.

2_plaka_blog_9febrero

El Hotel Nacional abrió sus puertas por primera vez en el año de 1972 volviéndose inmediatamente en un punto de referencia de la ciudad carioca y de toda Latinoamérica. Su diseño tan particular en forma cilíndrica ubicado en uno de los barrios más exclusivos de la ciudad, cautivó a todo aquel que llegó a visitarlo. El sello del arquitecto ganador del premio Pritzker está en todo el hotel, desde la entrada hasta el helipuerto.

Uno de los elementos sobresalientes de este hotel fueron los detalles de paisajismo plasmados por Burle Marx, uno de los principales colaboradores de Oscar Niemeyer durante toda su carrera. Burle supo plasmar de manera magistral una postal indescriptible en la entrada, la cual tenía como fondo el majestuoso océano.

El Hotel cerró sus puertas en el año de 1995 cuando se declaró en quiebra y desde entonces había estado abandonado convirtiéndose en blanco de diferentes actos vandálicos. Es un hotel que está lleno de historias y que fue declarado patrimonio arquitectónico de la ciudad de Río de Janeiro. En el año 2008 un grupo de inversionistas se acercó a la instancia de gobierno encargada del “mantenimiento” de la obra arquitectónica desde su abandono con la intención de presentarles un proyecto de renovación y restauración del emblemático edificio.

Las autoridades del país latinoamericano accedieron a estudiar la propuesta siempre y cuando el proyecto se adecuara a la restauración del edificio en su forma original, contemplando solo ligeras variaciones. Con estas condiciones el grupo de empresarios emprendió la tarea de desarrollar un proyecto que hiciera posible resaltar la majestuosidad del antiguo Hotel Nacional para plasmarla en la nueva restauración.

La idea del proyecto era que el “nuevo” Hotel Nacional se inaugurara a tiempo para los Juegos Olímpicos de Río celebrados el pasado agosto, sin embargo debido a la falta de tiempo y a la gran inversión que se ha realizado (más de 100 millones de dólares) no fue posible cumplir con este objetivo.

La cadena de hoteles que remodelaron este gran edificio fue la Internacional Meliá, razón por la que el hotel lleva por nombre Gran Meliá Nacional Río. Para la cadena significa la primera incursión en esta ciudad, considerada una de las más importantes que han realizado en América Latina.

Imágenes vía: https://www.melia.com/es/hoteles/brasil/rio-de-janeiro/gran-melia-nacional-rio-de-janeiro/index.html

Por Arq. Diana Estrada.