La cocina es uno de los espacios dentro del hogar que más debemos analizar y pensar a detalle antes de su construcción, pues es dentro de ella donde se realizarán una gran diversidad de labores. El diseño del espacio es primordial pues es el que determinará la directriz de cómo se va a usar la cocina.

La distribución es la columna vertebral del la cocina y es más importante que el estilo, materiales y muebles. Un aspecto que no debemos dejar de lado es que el acceso a la cocina debe de ser fácil, ya que por lo general la cocina es un espacio donde se guarda la despensa, enseres, y otros objetos que utilizamos el día a día.

El primer paso para poder definir la distribución es definir cuántas y cuales serán las actividades que realizarán en la cocina, así podremos diseñar las distintas áreas de trabajo y los flujos que estas deben de llevar entre sí.

El diseño se vuelve un verdadero reto cuando los espacios destinados para estas actividades son limitados, pues en ese caso tenemos que explotar al máximo los espacios eficientes.

Podríamos definir como espacios elementales el área de preparación, el área de cocción, el área de lavatrastos y fregadero, el área de despensa y el área de almacenaje de utensilios y enseres.

Un tip para un mejor diseño de cocina es entender que el espacio a diseñar no es solo la conjunción de diferentes muebles y electrodomésticos, si no que es la conjunción de un procedimiento para la fabricación de los alimentos. Entendiendo lo anterior es más fácil definir la secuencia y los espacios a ocupar, por ejemplo, una recomendación es que el área de almacenaje de perecederos, despensa y refrigerador se encuentren cerca del área de preparación, a su vez el área de lavatrastos deberá estar cerca de las áreas de almacenaje de utensilios y enseres.

Definitivamente, la cocina llega a ser el lugar en donde se pueden generar algunos accidentes en el hogar; es por eso que es importante considerar las medidas de seguridad que implementarás en este espacio; una gran opción es un sistema retardante de fuego, el cual te ayudará a repeler el fuego hasta 120 minutos, conoce más en: PLAKARF

Uno de los errores más comunes en el diseño de una cocina es la falta de alimentadores de energía eléctrica. Recuerda que muchos de los utensilios de cocina necesitan energía eléctrica y en muchas ocasiones no planeamos colocar la cantidad necesaria de enchufes para el correcto uso de los mismos y evitar una sobre carga. Otro error común es olvidar el espacio del bote de basura que al final tiene que ser colocado a la vista y puede resultar poco agradable. Por último un error muy común es colocar cajones o puertas que chocan con otros elementos y que dificulta la correcta apertura, por lo que te recomendamos checar a detalle todas las medidas de los gabinetes, cajoneras y áreas de almacenaje para que esto no te ocurra.

Esperamos que estas pequeñas recomendaciones te sean de gran utilidad al momento de diseñar uno de los espacios más complicados y esenciales de una casa.

Por Arq. Diana Estrada.