El siglo XX ha sido uno de los periodos más importantes en cuanto a los avances arquitectónicos, pues en él se desarrollaron diferentes corrientes y se implementaron diferentes técnicas constructivas. Fue una etapa de experimentación total en donde los materiales jugaron un papel muy importante. También fue una etapa de grandes figuras que con su gran talento, creatividad y diseño lograron hacerse de un nombre en la historia de la Arquitectura.

Estos grandes Arquitectos saltaron a la fama por sus obras, que eran consideradas innovadoras y futuristas para aquella época. Muchas de estas obras son consideradas hoy en día un verdadero hito arquitectónico y son visitadas por millones de personas de todo el mundo.

A continuación te mencionamos tres de las más importantes:

La Casa de la Cascada

La Casa de la Cascada, una casa que integra de forma magistral la estructura de la vivienda con la naturaleza. La construcción se encuentra ubicada en Pensilvania, en Estados Unidos, y desde su apertura al público en los años 60´s ha recibido a más de cuatro millones y medio de visitantes. Por fuera la casa cuenta con una mampostería de piedra natural extraída de áreas circundantes para proporcionarle a la estructura una continuación natural desde los cimientos hasta las partes más altas. Uno de los elementos más sobresalientes de la obra son las terrazas con voladizo, espacios creados para tener contacto directo con la naturaleza, las escaleras exteriores comunican los diferentes niveles de la casa y le brinda un toque de protagonismo.

 La Villa Savoye

Considerado uno de los edificios más famosos y significativos de Francia, esta casa fue construida en 1929 por el arquitecto Charles-Édouard Jeanneret-Gris, mejor conocido como Le Corbusier, uno de los arquitectos más influyentes del siglo XX.

Esta casa es considerada un verdadero paradigma en la arquitectura internacional por su propuesta particular de concebir las viviendas. Por primera vez se emplean en una casa habitación elementos de diseño específicos como espacios fluidos, techos planos con líneas simples, ventanas alargadas, fachadas libres de elementos estructurales, una estructura descansada sobre columnas y una llamada “quinta fachada”, refiriéndose al roof garden.

 Casa Farnsworth

 La Casa Farnsworth, es una obra que se construyó en el año de 1946 para la doctora Edith Farnsworth, su deseo era  contar con una segunda casa para disfrutar de la naturaleza en un ambiente relajado.

La casa se encuentra junto al río Fox, en Illinois, y el encargado de realizar el diseño fue el arquitecto Mies van der Rohe. Dos grandes ventanales de vidrio le brindan a la casa un aspecto demasiado abierto, lo que hace exaltar a la terraza que es la estructura que liga a la casa con el jardín y su entorno natural. La simplicidad de la estructura metálica de la casa potencializa su apariencia y deja apreciar mejor su volumen.

Esta casa es considerada uno de los mejores ejemplos de inspiración para el desarrollo de la arquitectura moderna contemporánea, pues su concepción se basó en la preservación del orden natural del paisaje y la experimentación.

Por. Arq. Diana Estrada