En el año de 1967 se construyó uno de los complejos más representativos de Canadá, el Habitat 67. Este conjunto de edificios fue diseñado por el arquitecto Moshe Safdie y fue concebido originalmente para su proyecto de tesis universitaria. Safdie nació en Israel y se mudó a Canadá para estudiar arquitectura en la universidad de McGill y fue ahí justamente donde este proyecto comenzó a tomar forma.

Después de presentar el proyecto en la universidad, muchos catedráticos quedaron fascinados por la manera en que Safdie abordaba la relación entre unidades habitacionales independientes, pero que a su vez constituían un complejo unificado. Uno de ellos fue su profesor Sandy van Ginkel que lo indujo a realizar un plan para proponer su obra para la Expo 67, una exposición mundial a desarrollarse ese mismo año en la ciudad de Montreal.

Una vez que el proyecto fue presentado al comité de organización, Edward Churchill director de instalaciones de la expo le informó a Safdie que su proyecto había sido aprobado y que sería construido con financiamiento federal. A pesar de su inexperiencia Moshe Safdie no desaprovechó la oportunidad que le cambiaría su vida y a la cual se referiría posteriormente como un cuento de hadas.

El concepto del diseño de Habitat 67 era integrar ciertos beneficios de las casas de los suburbios a un conjunto de departamentos, entre los más importantes se encontraban amplios jardines, privacidad, terrazas y espacios de recreación. Para Safdie lo importante era construir casas asequibles, que proporcionaran más beneficios que los departamentos tradicionales de las ciudades y que no se utilizara más terreno del que se necesitaba. Este complejo consta de 354 bloques prefabricados de concreto que se encuentran en un aparente desorden. En conjunto, estas unidades forman 158 residencias de diferentes tamaños, sin embargo con el paso del tiempo este número ha ido a la baja debido a la unión de módulos para formar departamentos más grandes.

Sin embargo, la ambición de Safdie por crear un complejo con características novedosas y accesibles para todos los bolsillos fracasó, puesto que después de la exposición de 1967 a la que asistieron más de 50 millones de personas y en la que Habitat 67 se convirtiera en la principal atracción, los precios se dispararon, desplomando la idea de complejos modulares de bajo costo. Pero no todo está perdido, hoy en día vemos un sinfín de complejos que se basan en los principios fundamentales que Safdie planteó para Habitat 67.

Este verano se cumplirán 50 años de uno de los hitos arquitectónicos más importantes de las últimas décadas y de uno de los que más llenan de orgullo a Canadá, el Habitat 67, un conjunto que sigue inspirando a crear grandes cosas.

Imagen vía:  http://www.archdaily.mx/mx/626645/clasicos-de-arquitectura-habitat-67-moshe-sadfie?ad_medium=widget&ad_name=navigation-next

Por Arq. Diana Estrada