Uno de los aspectos básicos en cualquier proyecto de construcción es la seguridad. La zona de obra es un área propensa a accidentes debido a la gran cantidad de procesos, maquinaria, herramientas y materiales que se utilizan, es por eso que se deben seguir ciertos estándares para que se garantice la seguridad de todas las personas que laboren en el lugar.

Si estás por comenzar una obra, lo primero que debes de tener en cuenta son las actividades que se van a realizar y por cuanto tiempo. Lo segundo, es analizar detalladamente cuales son los principales riesgos que se pueden presentar en la construcción, aquí debes de tener especial cuidado, pues debes contemplar los trabajos que interactúen con altura y profundidad, electricidad, gas, soldadura, pintura, solventes, químicos tóxicos, maquinaria, herramienta especializada y vehículos pesados.

El uso de equipo de seguridad y de protección de todos los trabajadores es una de las medidas precautorias más eficientes a la hora de prevenir accidentes. Cada trabajador debe portar obligatoriamente casco de seguridad, el cual le ayudará a protegerse de algún impacto violento como caídas, choques eléctricos, caídas de objetos, etc. Aunado al casco, las botas de seguridad forman parte del equipo obligatorio que se necesita para trabajar en obra, las botas son esenciales para prevenir golpes, cortaduras, pinchazos o cualquier afectación en esa zona del cuerpo. El resto del equipo que se recomienda portar son las gafas de seguridad, guantes, arnés (en caso de trabajar en las alturas), mascarilla, protectores auditivos, chalecos reflectores, casco para soldar, etc.

Una zona de trabajo limpia y en orden garantiza menos accidentes. Procura que los materiales se encuentren bien apilados y ordenados. Destina un área especifica para colocar escombro y residuos para que no se obstaculice el libre tránsito.

El trabajo en las alturas es una de las actividades que representan un mayor riesgo en la obra, la recomendación es que siempre coloques  andamios en buen estado y de preferencia con algún tipo de arnés. Las escaleras también son un punto importante a considerar, pues muchas veces no se encuentra bien colocada, verifica que las escaleras estén bien asentadas en el piso y en la parte superior antes de utilizarse. Es recomendable que una escalera de mano no rebase los cinco metros de largo. Cuando una escalera sea de madera evita pintar o colocar barniz o recubrimientos, esto con el fin de que sea menos resbalosa. El ángulo ideal para una escalera es de 75º con el piso.

Las instalaciones eléctricas deberán realizarse única y exclusivamente por técnicos calificados, procurando que toda instalación se realice sin tensión eléctrica. Así mismo la maquinaria especializada como equipo de soldadura, corte, excavación, grúas y demás equipos deberán ser utilizados por personal competente.

Es importante que toda la obra se encuentre debidamente señalizada y contar con al menos un botiquín de primeros auxilios en caso de requerirse.

Estamos seguros que con la implementación de estas y otras medidas en las obras podemos crear ambientes de trabajo seguros y en condiciones optimas para todos.

Por Arq. Diana Estrada